A favor de la legalización: pide Iglesias la autocrítica de Cambiemos y se gana los aplausos del FPV-PJ

El Canciller - Comentarios

La jornada histórica de la sesión de Diputados que debatió la legalización del aborto será recordada, más allá del resultado de la votación, por el día en que la oposición kirchnerista y massista aplaudió al diputado oficialista Fernando Iglesias, quien suele terminar sus discursos siendo abucheado por gran parte del recinto. El mismo titular de la Cámara Baja, Emilio Monzó, calificó como un “momento único” al reconocimiento que Iglesias se ganó tras defender la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

El diputado cuyos discursos suelen protagonizar las sesiones legislativas realizó un discurso moderado y fundado en datos que apoyaban que la legalización del aborto reduce la cantidad de muertes de madres. “Empecemos por donde estamos de acuerdo: el aborto es una tragedia“, señaló en un principio, para luego comenzar a exponer. “En los países avanzados en donde, en casi todos, el aborto es legal, la tasa de aborto cayó. La segunda tasa de mortalidad más alta en el mundo es la de América del Sur donde el aborto está, en casi todos lados, prohibido”, siguió.

Iglesias remarcó que si se está en contra del aborto, entonces “hay que despenalizarlo”. En tanto, refutó la afirmación de que “un embrión es lo mismo que un bebé y un aborto, por lo tanto, es un asesinato”. “Yo creo en eso y la mitad de la Argentina no cree eso. Le pregunto a los que van a votar ‘no’, ¿ustedes creen eso? ¿sus prácticas y conductas de todos los días reflejan ese pensamiento? ¿ustedes que son funcionarios públicos denunciarían a una mujer si se enteran que abortó? ¿pedirían para ella cadena perpetua que es lo que corresponde para un asesinato agravado por el vínculo? ¿ustedes proponen que una mujer violada sea obligada a parir con tal de no configurar un asesinato? Yo quiero creer que no”, indicó.

La oposición aplaudió a Iglesias

En ese sentido, pidió que los diputados, sobre todo los de su bloque, “voten de acuerdo a las convicciones que demuestran en la práctica de todos los días y a lo que hacen cuando deciden si denunciar o no denunciar y dónde hacer turismo“, haciendo referencia a que la mayoría de los diputados que vota en contra de la ley prefiere viajar a Nueva York o París (lugares con el aborto legalizado) que a África o Venezuela.

La misma ley argentina dice que un aborto no es un asesinato y que un embrión no es un bebe. No me vengan con la ciencia porque nos puede decir muchas cosas pero no algo que es una decisión moral, antropológica, filosófica y política. No es lógico que una parte imponga su criterio a la otra”.

Somos Cambiemos. Vinimos a cambiar, no a consagrar el status quo hecho de abusos, de discriminación sexista, social y de desigualdad. Si ese país que eligieron está en verde, Norteamérica, Europa, casi toda Asia, Australia, en donde el aborto, con diferencias y muy pocas excepciones, es legal o si queremos que se parezca a las partes rojas del mapamundi, a Latinoamérica y Africa donde está prohibido. Son los únicos continentes, donde es casi unánime la prohibición del aborto, y donde la desigualdad y la violencia son mayores. Por eso, les digo, pensemos un país y hacia dónde queremos que vaya el país que nos está mirando. Cambiemos”