7 claves del impuesto a las grandes fortunas que el Frente de Todos buscará aprobar hoy (con la militancia en la calle)

El aporte solidario extraordinario recaerá sobre los 12 mil patrimonios más importantes del país. El proyecto dispone de antemano el destino de lo recaudado. La sesión en Diputados duraría hasta la madrugada.
El Canciller - Comentarios

En el Día de la Militancia peronista, el Frente de Todos intentará darle media sanción el impuesto a las grandes fortunas esta tarde en Diputados (aunque todo indica que se votará sobre la madrugada). Con Máximo Kirchner a la cabeza de la iniciativa, La Cámpora en las calles y la presidencia de la Cámara en manos de un opositor por el aislamiento de Sergio Massa, el oficialismo confía en que los votos están (aún ante la negativa de Juntos por el Cambio), y que no habrá sobresaltos, a pesar de la amenaza empresaria de llevar la resolución a la Justicia.

Punto por punto

  1. Es un aporte por única vez que va a alcanzar exclusivamente a las personas humanas de elevado nivel patrimonial.
  2.  Sólo están incluidos quienes posean una riqueza declarada superior a los 200 millones de pesos con una alícuota del 2%, que incrementa a medida que el patrimonio es mayor.
  3.  Se trata de aproximadamente 9.000 personas.
  4.  Alrededor de la mitad de las personas alcanzadas por este aporte tienen entre 200 a 400 millones de pesos.
  5.  La mayor tasa alcanza a menos de 300 personas.
  6.  Por los bienes que las personas alcanzadas tienen en el exterior, las alícuotas son un 50% mayores.
  7.  Se estima recaudar aproximadamente $300.000 millones.

¿Sobre quiénes recae?

Con una segmentación entre el 2 y el 3,5% según el patrimonio, el proyecto busca reunir 300 mil millones de pesos. A su vez, habrá un cargo extra del 50% para quienes tengan su dinero o propiedades en el extranjero y se reducirá al 30% para quienes los repatrien.

¿A dónde va?

Para evitar polémicas respecto del destino de los recursos recaudados, el mismo texto anticipa una asignación determinada del dinero obtenido.

  1. Un 20% se destinará a equipamiento e insumos médicos para atender la emergencia sanitaria.
  2. Un 20% a subsidios y créditos para PyMES con el objetivo de sostener el empleo y salarios.
  3. A su vez, otro 20% irá destinado a relanzar el programa de becas Progresar para estudiantes. El objetivo de esta medida es contener la deserción estudiantil que provocó la virtualización forzosa de la educación en pandemia.
  4. Un 15% irá destinado al RENABAP. Se trata de un fondo que se utilizará para proyectos de urbanización de barrios populares.
  5. El último 25% irá a programas de exploración y desarrollo de gas natural a través de ENARSA, que deberá reinvertir las utilidades en nuevos proyectos. Esta iniciativa va de la mano del Plan Gas que el gobierno viene preparando.