6% menos de pobres: alertado por la alta inflación, muestra Cambiemos el número de oro de su gestión

El Canciller - Comentarios

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, dará mañana una conferencia de prensa desde la residencia de Olivos para comunicar los nuevos datos de los índices de pobreza e indigencia correspondientes al segundo semestre de 2017. Estas cifras se publicaban trimestralmente pero Cambiemos decidió hacerlo cada 180 días. Se estima que los números mostrarán buenas señales para el Gobierno ya que, según las cifras, el oficialismo habría bajado la pobreza un 6% desde que asumió en diciembre de 2015.

El último informe


El mes pasado, en el aniversario por los 50 años del Indec, el máximo mandatario aseguró que todavía hay casi “un tercio de la población viviendo en la pobreza” pero que la misma “está bajando”. En los últimos días, el Gobierno empezó a trabajar en un proyecto para desolver el Indec, lo que despertó muchas críticas de especialistas en materia economíca y social.

“Quiero que me juzguen por si pude o no reducir la pobreza”, es una de las frases que Macri ha repetido desde se sentó en el sillón de Rivadavia y probablemente repetirá mañana. En 2016, el primer índice de pobreza, que publicó el Indec tras varios años sin datos, la misma se ubicó en 32,2%. Mañana, según los números que filtró Maxi Montenegro, Macri se prepara para dar una cifra en torno al 26%.

“Quiero que me juzguen por si pude o no reducir la pobreza”

Si bien la cifra de pobreza bajó, el número indicará que uno de cada cuatro argentinos se encuentran por debajo de la línea de pobreza. La reducción de la desocupación será el factor clave con el que Macri argumentará esta baja de seis puntos.

No todas son buenas noticias. Por otro lado, la Canasta Básica Total subió 2,9% en febrero y una familia tipo necesita de $17.537 para superar el umbral de la pobreza. La Canasta Básica Alimentaria se ubicó en los $6.987.

La pobreza estructural: el gran desafío que tiene Macri


Como la pobreza en Argentina se mide en la Encuesta Permanente de Hogares -EPH- y depende de un número fijo, es decir, para la conformación de cada familia existe una cantidad de dinero según la cual ese grupo familar es o no pobre en su conjunto, las variaciones de este tipo suelen reflejar una mejor calidad de vida para los sectores de la población cuyas ganancias mensuales oscilan en torno a la línea artificial que sale desde el Indec.

Sin embargo, y eliminarlo es el gran desafío que afronta Mauricio Macri, Argentina dispone de un porcentaje importante (cerca del 20%), se encuentra en la pobreza estructural, cuya salida ya no depende de una mínima mejora salarial sino de lineamientos a largo plazo y mucha inversión en infraestructura por parte del Estado.

Otro viaje a Chapadmalal


Los anuncios de mañana serán la última actividad oficial del Presidente. Luego, el mandatario viajará nuevamente a Chapadmalal para pasar la semana santa. La última vez que Macri estuvo allí fue el mes pasado, durante el retiro con sus ministros.

Macri también enunciará los números de la evolución de la industria, la construcción y  la actividad económica, que serán positivos en términos comparativos con los últimos datos.

La inflación no baja


La EPH mostró un incremento de la Canasta Básica de 2,4% en febrero y el país mantiene una inflación interanual por encima del 20% que no cede ante las intervenciones al dólar por parte del Banco Central. Con la mayoría de las paritarias cerradas en torno al 15% que postula el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el aumento de los precios amenaza una pérdida de poder adquisitvo en términos salariales. Según datos oficiales, los trabajadores ganaron en 2016 cerca de un 3% de poder de compra, tras un duro golpe en el año 2015 donde en algunos sectores la caída llegó a 10%.