48 equipos en tres países: el Mundial 2026, la fuerte apuesta de la FIFA

El Canciller - Comentarios

Cuesta aceptarlo, pero el Mundial de Rusia ya es historia. Los días de triple tanda de partidos, series penales apasionantes, polémicas por el uso del VAR, hinchadas eufóricas y periodistas hablando de fútbol las 24 horas (este punto tal vez no sea tan negativo) se terminaron hasta nuevo aviso.

Como nunca antes, la espera hasta el próximo Mundial se prolongará por 4 años y medio: en función del extenuante calor que hace en Qatar en junio/julio, la FIFA decidió que los partidos se jugarán entre noviembre y diciembre de 2022. No analizaremos en esta nota lo inverosímil de darle a un país con tan elevadas temperaturas la organización del Mundial. Seguramente habrá habido varios millones de razones para dicha elección.

Lo que nos convoca en esta oportunidad es el Mundial que le sigue, el de 2026, que se jugará en Estados Unidos, México y Canadá. El 13 de junio de este año (un día antes de que empezase el Mundial de Rusia), Gianni Infantino, presidente de la FIFA, anunciaba que, por primera vez, tres países organizarían en forma conjunta el máximo torneo de selecciones en el mundo. En segundo lugar, quedó Marruecos, que se quedó con las ganas de ser el anfitrión de la Copa por quinta vez.

El del 2026 será el primer Mundial que cuente con 48 equipos, 16 más que los que participaron en los últimos seis torneos, desde que se ampliara el cupo de 24 a 32 en Francia 98. “Sabemos que la clasificación para un Mundial es el elemento más poderoso para el desarrollo del fútbol en el país. Y por eso hemos decidido aumentar a 48 equipos, el 22 por ciento de los miembros de la FIFA, no es mucho”, declaraba Infantino al momento de explicar una decisión que tiene más de una arista por analizar.

Tras el anuncio, hubo opiniones a favor y otras en contra. Como era de esperar, Diego Maradona fue uno de los que más se opuso al nuevo formato y a las sedes elegidas: “No me gusta, absolutamente. No hay pasión (..) Los canadienses serán buenos esquiadores, todo lo que quieran. Los americanos quisieron hacer cuatro tiempos de 25 minutos por la publicidad en el Mundial, ¡100 minutos teníamos que jugar!”.

Estos son algunos datos para entender porque el Mundial 2026 marcará un antes y un después en la historia del fútbol:

?    Se jugarán 80 partidos: 10 en México, 10 en Canadá y 60 en Estados Unidos. A partir de cuartos de final, todos los encuentros serán en territorio estadounidense.

Habrá 16 grupos de tres equipos, con clasificación para los primeros dos. Luego, eliminación directa desde 16vos de final.

?    Si bien aún no está confirmado, los organizadores proponen que, en vez de un solo partido inaugural, sean tres; uno en cada país.

?    De las 23 potenciales sedes, la FIFA elegirá 16. En el reciente Mundial de Rusia hubieron 11.

México se convertirá en el primer país en organizar tres veces una Copa del Mundo. Para Estados Unidos será la segunda (tras el 94) y Canadá será debutante.

?    La final sería en el Metlife Stadium, casa de los equipos de la NFL New York Jets y New York Giants, en East Rutherford (New Jersey), y las semifinales en el AT&T Stadium y en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

?    Los organizadores dicen que esperan vender 5,8 millones de entradas para el Mundial de 2026 y esperan recoger unos 2,1 billones de dólares en ingresos.

?    Los cupos se reordenarán y quedarán de la siguiente manera:

1.    Conmebol: seis cupos en lugar de los cuatro y medio actuales.
2.    Concacaf: pasarán de tres cupos y medio a seis.
3.    África: casi duplicará los cupos, de cinco a nueve.
4.    Asia: de cuatro y medio empezará a contar con ocho 
5.    Oceanía: tendrá un cupo entero en vez de medio, que definía en un repechaje.
6.    Europa: aumentará a 16 cupos.

?    Las dos plazas restantes se disputarán en un torneo que se realizará en 2025, en el que habrá seis equipos, uno de cada confederación menos de la UEFA y otro más de la confederación del país organizador.
Más allá de los datos duros, quedará por ver si un Mundial extendido termina siendo más interesante o no. El aumento en los cupos asegura prácticamente que ninguna potencia se quede afuera. Por caso, el 60% de los países que participen en las Eliminatorias sudamericanas estará en el Mundial. Más allá de esa seguridad, en la mayoría de las confederaciones se perderá la emoción que tenían los torneos clasificatorios.
Faltan 8 años, pero desde el Canciller ya arrancamos a palpitar el Mundial 2026. Después de todo, de alguna manera hay que combatir la abstinencia hasta Qatar 2022.