4 mil personas y más de 25 naves: crece el miedo ante la inminente pérdida de oxígeno

El vocero de la armada brindó un nuevo parte de prensa, confirmó que continúan sin novedades y reiteró que no descartan "ninguna hipótesis".
El Canciller - Comentarios

En un nuevo parte de prensa, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, comentó la situación actual de la búsqueda del submarino ARA San Juan, que lleva seis días desaparecido. Sin avances desde que comenzaron los rastrillajes, el operativo se efectúa a contrarreloj debido a la delicada situación del oxígeno en el navío, que se estipula que alcanzaría para aproximadamente una semana.

“Nos preocupa que no lo podamos detectar y la situación en cuanto al oxígeno”, afirmó Balbi a la prensa. Además, reiteró el mensaje que envía desde el viernes: la Armada aún no descarta “ninguna hipótesis”.

“Nos preocupa que no lo podamos detectar y la situación en cuanto al oxígeno”

Como había adelantado ayer un ex vicealmirante de la Armada, en situaciones normales el submarino está capacitado para permanecer sumergido aproximadamente 90 días, pero en casos de avaría de baterías, “con el buque de inmersión a media agua y sin poder salir a superficie ni navegar”, situación que definió Balbi, el oxígeno sólo alcanzaría para unos siete días.

Si bien ese valor no es estricto y existen métodos de ahorro del aire respirable que podrían estirar el tiempo disponible, el vocero reconoció que están “en el sexto día en cuanto al oxígeno y es preocupante”.

“Estamos en el sexto día en cuanto al oxígeno y es preocupante”.

Además, agradeció a los al menos siete países que brindaron distintas unidades para realizar el megaoperativo, sobre el que el vocero aclaró que “se está haciendo todo lo posible” y que, actualmente, contempla alrededor de cuatro mil personas trabajando en el rescate y más de 25 unidades, ya sea aeronaves o de superficie.

La única buena  noticia proviene de las condiciones meteorológicas, que no sólo permiten hacen un rastrillaje más veloz, sino que también permitirían seguir trabajando de noche y utilizar radares especiales. “Hoy empezó a bajar la intensidad de viento y de las olas, que bajaron a tres o cuatro metros”, advirtió Balbi.

 “Se incorporaron tres destructores de la Armada Argentina con sonar activo y pasivo para seguir el camino hacia Mar del Plata y se está particularizando en el área de la última posición conocida”

Sin embargo, a medida que pasan los días, la superficie a rastrillar aumenta, debido a la posible movilidad que pueda tener el submarino de estar hundido.