4 mil millones de dólares: la cifra de Oscar Aguad para negarse a reflotar el ARA San Juan

El Canciller - Comentarios

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, se niega a reflotar el submarino ARA San Juan, a pesar del pedido de los familiares de las víctimas. Primero alegó cuestiones técnicas y logísticas y anoche, para tratar de cerrar la discusión, dijo cuánto costaría hacerlo: 4 mil millones de dólares.

En el programa Debo Decir, que conduce Luis Novaresio, Aguad dijo que sería “un disparate” que el Estado haga ese desembolso en este contexto del país. “Hoy leí que podría costar 4 mil millones de dólares sacarlo. ¿4 mil millones de dólares en una Argentina con un 30% de pobreza? Me parece que sería un disparate”, sentenció, aunque dejó abierta una posibilidad al aclarar que se trata de “una opinión personal”.

Aunque evitó hablar sobre la investigación que lleva adelante la jueza Marta Yánez, el ministro aprovechó también para atribuirle responsabilidades al kirchnerismo por el siniestro y le pidió a la sociedad que confíe en las Fuerzas Armadas.

“El dominio del hecho es de la jueza, tiene una prueba y deberá resolver qué se hace”, afirmó, y se desmarcó del reclamo de las familias de los tripulantes fallecidos. Yáñez había asegurado que “por una cuestión de sentimientos de los familiares de las víctimas” cualquier intención de extraer el navío del fondo del mar “quedará a exclusiva decisión del Poder Ejecutivo“.

En lo que pareció una adopción de la estrategia polarizadora que promueve Jaime Durán Barba, Aguad trazó un paralelismo con los datos inflacionarios que brinda el INDEC y destacó que a lo largo de toda la causa “siempre se dijo la verdad”, lo que representa un “cambio significativo en la Argentina”.

En esta línea, le achacó responsabilidades al kirchnerismo por las causas de la implosión del submarino. “En 1995 el ARA San Juan sufrió el mismo desperfecto. ¿Qué pasó en el medio, con las reparaciones anteriores y el arreglo de medio vida? Hace un año y medio la presidenta Kirchner había dicho 'pato al agua'”, disparó.

Por último, reivindicó a las Fuerzas Armadas, al alegar que los militares “nos pueden defender”, y que lamentablemente “están denostados por la guerra y la dictadura”.