25 millones de dosis entre diciembre y enero con prioridad al personal esencial: la apuesta del Gobierno por la vacuna rusa

Las autoridades sanitarias observaron de forma presencial los resultados de la vacunación. Para quedar inmunizada, una persona deberá aplicarse dos dosis.
El Canciller - Comentarios

Este lunes, Alberto Fernández decidió develar el misterio sobre el viaje a Rusia de la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y confirmó que la Argentina adquirirá, entre diciembre y enero próximos, 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, que fue anunciada pomposamente hace casi tres meses por el presidente Vladimir Putin, pese a que no contaba con las validaciones necesarias de la comunidad científica internacional.

“Estarían en condiciones de darnos 10 millones de cada una de las dos dosis (que requiere la vacuna), las podemos tener en diciembre acá. En los primeros días de enero podríamos tener, según me dicen, 15 millones de dosis más”, afirmó el mandatario nacional en declaraciones a la agencia de noticias Sputnik.

Fernández, además, adelantó que ya posee “dos muestras” de la vacuna, pero confesó que le parece injusto poder inmunizarse cuando otros argentinos no pueden acceder a la dispensación de las dosis. Cuando le consultaron si se inocularía el producto ruso, sentenció: “Por supuesto”. 

El jefe del Estado dejó en claro que el viaje de la viceministra de Salud hacia Rusia tuvo absoluta correspondencia con el flamante anuncio, dado que la comitiva nacional se encomendó a pulir los pormenores de la negociación. “A diferencia de otros que fabricaban vacunas, no teníamos en Argentina un interlocutor con el que pudiéramos hablar. Entonces personalmente combiné un viaje a Rusia de Carla Vizzotti y Cecilia Nicolini, que es una asesora mía en mi condición de presidente”, explicó.

Es que en medio de un gran hermetismo, Vizzotti había partido la semana pasada hacia el Viejo Continente junto a especialistas del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y se había ausentado de algunas conferencias de prensa con las que la cartera sanitaria comparte datos oficiales sobre la evolución de la pandemia del Covid-19 en el país.

Esta tarde, el ministro de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, destacó que el Ejecutivo nacional esté trabajando “con todos los fabricantes de vacunas” y destacó que el viaje hacia tierras de Putin fue “tremendamente relevante”.

El gobierno nacional apuesta a vacunar al personal de la salud, los mayores de 60 años, trabajadores de la seguridad, docentes y personas mayores de 18 años con factores de riesgo. En diálogo con el diario La Nación, funcionarios bonaerenses explicaron que las autoridades nacionales viajaron a Rusia para observar presencialmente los resultados de la vacunación, arreglar la compra y el envío de las dosis.

El gobierno de Axel Kicillof, en este sentido, comenzó a preparar una estructura para solventar las inoculaciones: están confeccionando 3000 postas de vacunación y trabajan para incorporar 2500 vacunadores que pertenecen a escuelas de enfermería de la provincia. Además, la Provincia inició las gestiones para adquirir jeringas, agujas, algodón, heladeras y otros insumos esenciales para abastecer la futura demanda.