16,7%, amenazas de paro y final incierto: los ocho momentos del tire y afloje de la paritaria docente

El Canciller - Comentarios

El conflicto docente continúa sin tener un final complaciente para los alumnos. Tras más de ocho meses de reuniones, ofertas, rechazos y medidas gremiales, el tire y afloje entre los docentes y la Provincia de Buenos Aires llegaría al pico de un décimo paro la semana que viene.

Ayer, Roberto Baradel anunció el rechazo de varios gremios a la propuesta salarial de la gobernadora María Eugenia Vidal. Los términos ofrecidos fueron un 15% de recomposición salarial hasta julio, un 1,5% en concepto de material didáctico y una nueva apertura de paritarias a fines de agosto para discutir las mejoras en el segundo semestre.

Del otro lado de las trincheras, el titular de SUTEBA avisó que no aceptan la oferta, que le darían dos días al gobierno para realizar una nueva propuesta pero que su piso hoy es una suba del 30% con cláusula gatillo.

En pie de guerra y con los alumnos como rehenes, el conflicto sigue sin tener fin.

Los ocho momentos más relevantes

1. Comienzo -fallido- de negociaciones

El 30 noviembre de 2017 comenzó todo. Tres meses antes del comienzo de clases, María Eugenia Vidal quiso arreglar las negociaciones paritarias para llegar a un acuerdo sin entorpecer el inicio de clases. Ofreció un 15%, que equiparaba en ese momento a la expectativa de inflación de 2018, pero no funcionó.

2. Cambios en la representación sindical

El 17 de enero, el presidente Mauricio Macri informó mediante el Boletín Oficial que habría un cambio en los lugares asignados para los gremios en las mesas de negociación nacional docente. El esquema proporcional, pensado por la cantidad de afiliados que tenía cada gremio, se modificó a una representación pareja en donde cada sindicato tiene un sólo lugar. Antes, CTERA contaba con cuatro asientos y el resto de los grupos sólo con uno. De esta manera, el gremio popular quedaba a la par del resto y con menor poder de votación.

3. Plus por presentismo pero sin apuro

Ante las negativas de los gremios, Vidal aumentó la oferta en febrero sumándole un monto de $4500 por presentismo pero no dejó amedrentarse por las varias amenazas de paro. Con tranquilidad y firmeza, continuó peleando su 15% frente a más del 30 que pedían los gremios.

4. Primer paro nacional

La negociaciones no avanzaron y el intento de sumar al 15% la inclusión de una cláusula de revisión en octubre, tampoco dejó contentos a los docentes. El mes de marzo comenzó pero el ciclo lectivo quedó congelado el 5 de marzo con el primer paro nacional acatado por 48 hs en el día en que cinco millones de alumnos debían volver a sus pupitres.

5. Sin paros en marzo, pero sin aceptar nuevas ofertas

Durante el primer mes de clases, no volvió a haber cese de actividad pero el conflicto siguió latente con varias idas y vueltas de ofertas que no fueron suficientes para las expectativas de los docentes. Mientras tanto, el gobierno comenzó una jubilación obligatoria para aquellos profesionales que ya cumplían con las condiciones. Los maestros lo tomaron como una amenaza y  la lucha escaló al punto de un nuevo paro el 5 de abril.

6. 16 reuniones y ningún acuerdo

Para mediados de mayo, la situación seguía igual que en enero: muchas ofertas, varias reuniones pero ningún acuerdo. Aprovechando la semana de mayo y el feriado del 25, se instaló un paro de 48 horas provocando que los alumnos solo asistan dos días a los colegios.

7. Nuevo paro y un leve guiño de la Justicia a los docentes

La última corrida cambiaria provocó que los pocos acercamientos a un acuerdo cayeran nuevamente en un pozo sin fin. El 15% por el que seguía luchando Vidal resultaba insostenible con la inflación de un mismo porcentaje sólo en el primer semestre del año. Un nuevo paro de 48 hs sucedió a mediados de junio y la Justicia, después de oponerse varias veces a los pedidos de los sindicatos, les dio la derecha obligando al Estado a activar la cláusula gatillo en sus propuestas.

8. Amenazas, incompatibilidad y ofertas semestrales

El eterno conflicto llegó hasta julio con más de 90 días sin reuniones y ocho meses de negociaciones. Ahora, desde el Gobierno ofrecen un 15% de recomposición salarial hasta julio, un 1,5% en concepto de material didáctico y una nueva apertura de paritarias a fines de agosto para discutir las mejoras en el segundo semestre. SUTEBA ya avisó que no aceptan la oferta, que le darían dos días al gobierno para realizar una nueva propuesta pero que su piso hoy es una suba del 30% con cláusula gatillo. ¿Nuevo paro bonaerense? Sin confirmarse, todos los caminos conducen a un regreso de las vacaciones de invierno con las aulas vacías.