0 por ciento a los que exportan, aumento de exportaciones y 130 mil empleos privados registrados: el Gobierno apuesta a reactivar la industria automotriz

El Canciller - Comentarios

El presidente Alberto Fernández oficializó la quita de retenciones para autos exportados con miras a reactivar el sector automotriz. A través del decreto 789/20, publicado este miércoles en el Boletín Oficial, se dispuso la baja a cero de las retenciones para las exportaciones de vehículos que superen la cantidad de unidades que vendieron al exterior el año pasado. Además, el Gobierno anunció una ley de incentivos para invertir en dicha industria.

Las medidas fueron anunciadas este martes en un acto realizado en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. Fernández junto a los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó el Proyecto de Ley de Promoción Inversiones en la Industria Automotriz y su Cadena de Valor.

“La actividad automotriz es una nave insignia del sector industrial”, destacó el mandatario. Y agregó: “Por eso firmamos hoy un decreto de exención de retenciones a las exportaciones incrementales de ese sector y anunciamos el envío del proyecto de Ley de Promoción de Inversiones. Sin industria no hay futuro”.

Las dos normas

El decreto establece en 0% la alícuota del Derecho de Exportación para las exportaciones incrementales de las mercaderías comprendidas en la Nomenclatura Común del Mercosur (N.C.M.), en términos de su valor FOB, realizadas por cada exportador hasta el 31 de diciembre de este año.

A su vez, seguirán los derechos de exportación de 2020 con una alícuota de 4,5%, pero se desgravarán en su totalidad las exportaciones incrementales. Por eso, dejarán de abonar retenciones las ventas que sean mayores a las unidades vendidas del año pasado.

Alberto firma el decreto del régimen de exención para el sector automotriz. Foto: NA

La otra pata de los incentivos para el sector radica en el proyecto de ley que promueve la creación de un régimen de fomento de nuevas inversiones a través de beneficios impositivos. Entre los que incluye el saldo de libre disponibilidad de los créditos generados por el IVA de las inversiones, y la amortización en el impuesto a las Ganancias para los bienes muebles y obras de infraestructura.

También la propuesta del Ejecutivo prevé el derecho de exportación del 0% para los bienes producidos al amparo de los proyectos aprobados en el marco de este régimen. A su vez, promueve la creación del Instituto de la Movilidad en el que estarán representados el Gobierno nacional, las asociaciones empresarias y los sindicatos.

Más puestos de trabajo y divisas

Durante el acto, Fernández hizo hincapié en la importancia de un “mayor porcentaje de producción nacional” de vehículos y reconoció que distintas marcas crecieron en su producción, lo cual hizo que se evitara la compra al exterior de autopartes.

“Es central para el país, ya que no sólo genera producción y trabajo, sino que nos evita importar y que perdamos divisas que hoy en día debemos preservar y reconstruir las reservas muy alicaídas y que de hace unos meses hasta acá poco a poco vamos recomponiendo”, expresó.

Las medidas que intentan impulsar al sector integran un esquema de incentivos acordado con la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). De hecho, el mandatario felicitó a los sindicalistas Ricardo Pignanelli y Antonio Caló porque trabajaron para lograr nuevos beneficios que promuevan inversiones en el sector automotriz.

Por su parte, Kulfas destacó que la industria automotriz registra niveles de producción superiores a los previos a la pandemia. “Vamos a buscar mayor contenido nacional en la producción, mayor trabajo argentino y mayor orientación exportadora, generando así una contribución positiva al programa macroeconómico”, sostuvo.

Solo en el primer mes del año hubo un incremento interanual de la división de vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes, según el informe del INDEC de enero pasado sobre el índice de Producción Industrial Manufacturero.