“Se fue mi bebé”: el dolor de la madre de una víctima de la bacteria estreptococo

El Canciller - Comentarios

“No entiendo nada de lo que pasó. Un día la placa de los pulmones estaba bien y al otro día lleno de líquidos. Se fue mi bebé, estoy rota”. Jéssica Velázquez está transitando una tragedia. Luana Martina Kruka, su hija de 6 años falleció el sábado pasado en Misiones por las complicaciones derivadas de la bacteria streptococcus pyogenes.

En una entrevista con Clarín, la mujer de 33 años relató cómo se complicó la salud de Luana y los síntomas que presentó al llegar al hospital. Su hija tenía un cuadro de gripe con tos y catarro, manchas rojas en la piel, los pies y las manos rojas y le dolía la zona de la ingle.

Tras una primera visita, en donde los médicos descartaron una gripe A, la menor volvió a su casa con medicación pero retornó al sanatorio al día siguiente con más fiebre. Quedó internada y, tras empeorar el caso, le realizaron una transfusión el viernes a la noche. “Tenía incluso mejor semblante después de la transfusión y sus pies y sus manitos tenían mejor color. Ahora no sé qué hacer. Se fue mi bebé. Me siento rota. Esto es algo increíble”, confesó.

Luana se suma a otra niña en Rosario, un niño de Bernal de 4 años y otro de 5 de Florencio Varela como las víctimas menores de edad de la bactería. Lamentablemente, hoy se conoció una quinta muerte por la misma causa. Nicolás Domine, de 38 años y oriundo de Pergamino,  falleció anoche. Los especialistas descartan que se trate de un brote y aseguran que son casos aislados.