“La economía va a mejorar en 2019”: abre Lagarde la Cumbre del G20 con optimismo y confianza

El Canciller - Comentarios

“Están en el buen camino”. Con un mensaje de paz y optimismo, Christine Lagarde abrió esta mañana la nueva cumbre del G20 en una conferencia de prensa junto a Nicolás Dujovne. En su segundo día en Argentina, la directora del Fondo Monetario Internacional y el ministro de Hacienda intentaron transmitir tranquilidad  y confianza en medio de la crisis.

Tras unas breves palabras en español, Lagarde comenzó su discurso en inglés informando el motivo de su viaje, las reuniones que mantuvo el viernes con la cúpula de Cambiemos y la situación que observa a un mes de haber iniciado el acuerdo con el FMI.

Ha habido mucho progreso en política monetaria. Las medidas que tomó el Banco Central han hecho más transparente y menos volátil la economía argentina. Son alentadoras”, resumió antes de sintetizar la idea con un guiño a las empresas: “Con Luis Caputo y Nicolás Dujovne hablamos de que la economía va a mejorar para 2019”.

La inflación es uno de los temas más preocupantes en materia económica de los últimos días, considerando que se espera que termine el año en el límite de lo acordado con el FMI, poniendo así en peligro el cumplimiento de las metas propuestas.

Al respecto, la abogada francesa se mostró firme. “La meta de inflación debe ser alcanzada. Si las políticas son implementadas según lo planeado, creemos que se va a llegar”, expresó antes de que Dujovne adjudicara la responsabilidad del asunto a su colega Caputo: “El cumplimiento de la meta es una tarea del BCRA. Desde el Ministerio de Hacienda, ya no requerimos transferencias monetarias del tesoro”.

El segundo tema importante en la agenda es lo que sucede puertas afuera del nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones de Buenos Aires. Mientras que los ministros de finanzas y presidentes de los bancos centrales debaten dentro sobre la economía mundial, fuera se movilizan centenares de trabajadores, en la tercer jornada de protestas, para rechazar el acuerdo con el Fondo.

Uno de los principales motivos que propició las marchas de la CGT, fue la negativa de Lagarde a reunirse con el triunvirato líder de los gremios. Consultada sobre el asunto durante la conferencia, la directora contestó: “El FMI siempre se reúne con la sociedad civil, sindicatos y la oposición porque necesitamos entender la situación social en la que se aplica el acuerdo. Lo hacemos durante las misiones de investigación. Pero esta no es una misión. Yo vine por el G20”.

Para cerrar el cordial y diplomático diálogo con la prensa nacional e internacional, la invitada decidió remarcar su confianza en el gobierno del presidente Macri: “No tengo dudas de que las metas fiscales van a ser alcanzables. Estamos propuestos a ayudar en lo que necesiten”, y aprovechó para dejar un simple mensaje a los opositores, los gremios y los empresarios: “El éxito o el fracaso no depende solo del gobierno”.